1

El contenido patrocinado

es publicidad camuflada 

El llamado “contenido patrocinado” es publicidad. Nada más que publicidad. Los anunciantes usan “contenido patrocinado” para encubrir la publicidad tradicional y mostrarla con la apariencia de información. La mayoría de los lectores se sienten engañados cuando descubren que contenidos con apariencia de información en realidad son publicidad camuflada pagada por un anunciante.

  

2

El contenido patrocinado es un fraude a los lectores 

Los medios que utilizan “contenido patrocinado” creen que basta con avisar en la letra pequeña a los lectores para justificar la difusión de publicidad bajo la apariencia de información. La publicidad encubierta se ha convertido en una tentación permanente en el sector de los medios de comunicación, destrozado por la crisis y ávido de nuevas fórmulas de generar ingresos que comprometen su independencia. Hacer publicidad usando formatos que son propios de la información es un fraude a los lectores que compromete la credibilidad de los medios.  

  

Los medios que utilizan “contenido patrocinado” creen que el lector es en todo momento consciente de que se trata de publicidad porque usan advertencias en pantalla. Pero no es verdad. Es una excusa. No todos los lectores entienden la diferencia o advierten que se trata de publicidad. El resultado es que creen que se trata de información y no de publicidad. Eso es exactamente lo que buscan los anunciantes cuando persuaden a los medios para que publiquen “contenido patrocinado”.

  

3

La solución a la crisis del periodismo no pueden ser ni las noticias falsas, ni las publicidades falsas 

 Los medios que eligen ofrecer a sus lectores “contenido patrocinado” se defienden diciendo que la publicidad en Internet requiere nuevos formatos y que hacer pasar anuncios por información es perfecto para que los anunciantes se muestren a la gente de manera más cercana. 

  

infoLibre no está entre esos medios. Son tiempos difíciles para el periodismo, pero no creemos que la solución a la crisis sean ni las noticias falsas para tener más páginas vistas ni las publicidades falsas para tener más ingresos de las marcas.

  

La decisión de infoLibre tiene un coste, desde luego, porque rechazar el “contenido patrocinado” supone renunciar a una parte cada vez más importante de ingresos publicitarios. Pero no creemos que las cuentas de resultados de los medios deban sanearse a cualquier precio.

  

Por eso necesitamos suscriptores  

Si crees en un proyecto como este, no lo dudes: ¡suscríbete!

 

 

 

 

 

 

 

 

Para saber más:

 

Sobre la situación en España puedes consultar El nuevo ‘camuflaje’ de las marcas publicitarias en los medios de comunicación.

 

Y aquí un vídeo en inglés de John Oliver (Last week tonight) sobre la situación en el mercado americano:

© Ediciones Prensa Libre SL

Las razones por las que infoLibre no acepta “contenido patrocinado”